Reflexionamos sobre la metodología aplicada al entrenamiento.

Todos los que practicamos Arte Marcial tenemos algúna idea bastante clara de lo que queremos lograr. Todos tenemos anhelos, deseos, objetivos.

Al mismo tiempo, quién no se encontró en algún momento de su camino, pensando que estaba un poco estancado, o que no progresaba… sentir algún amesetamiento es totalmente normal, yo diría que inevitable. Pero si pasa el tiempo, y notás que siempre estás igual….algo está pasando que tiene que ser revisado.

En esta breve nota vamos a definir tres factores que son absolutamente esenciales si queremos optimizar nuestra práctica y consecuentemente, hacer realidad nuestros objetivos como artistas marciales.

Factor 1 – Nivel de esfuerzo (Intensidad)

El primer elemento es revisar nuestro nivel de esfuerzo durante las prácticas.

Cuando realizamos una serie, una secuencia, una combinación… tenemos que entender claramente que la mera repetición no nos va a conducir al progreso. Si practicamos linealmente, con un nivel de esfuerzo moderado, el resultado será una práctica muy agradable, sumamente entretenida, pero no productiva en términos de avance.

La intensidad tiene que ser tal que nos canse un poco, nos haga sufrir un poquito, nos consuma una parte de nuestros recursos.

De esa manera, vamos a transpirar, a salir del kwon con las piernas cansadas….y necesitaremos recuperación, descanso.

Factor 2 – Recuperación

Hemos dicho muchas veces «el descanso es una parte fundamental del entrenamiento». Todo lo que el cuerpo dió entrenando, lo tiene que recuperar. Los recursos utilizados, cuando nos estamos recuperando, se restablecen con ganancia. Quiere decir que una vez recuperados, estaremos un poco mejor que antes del entrenamiento anterior. Nos habremos superado.

¿Y luego? ¡Volvemos a entrenar!

Factor 3 – Periodicidad

Si entrenamos dando lo mejor de nosotros, al menos durante una parte de la clase, y luego nos proveimos de un buen alimento y nos fuimos a dormir; si al otro día descansamos deportivamente, el resultado será como dijimos un mejor practicante.

Pero si al segundo o tercer día no volvimos a entrenar, habremos desperdiciado nuestro mejor esfuerzo, y habremos caminado para atrás. En esto consiste el estancamiento, y no en factores misteriosos.

Después de todo, practicamos Gong Fu (Kungfu): realizamos un entrenamiento sostenido a través del tiempo, Y en el medio, nos hemos recuperado luego de cada práctica para poder ir mejorando en cada sesión de entrenamiento.

Estos factores no los he inventado yo. Son aplicados por todos los atletas, competidores, emprendedores….todos ellos saben muy bien que para poder progresar, es imprescindible aplicar método, ciencia, al entrenamiento.

¿Qué podés hacer vos? revisar en tu rutina si existe una correcta administración de estos tres factores.

De esa manera, vas a poder corregir lo que está mal o medianamente bien, y así, podrás hacer realidad tus sueños de artista marcial.

Sigue a continuación nuestro video en youtube donde expongo este tema, para que lo mires y puedas revisar todo lo que leíste aquí.

Buena práctica!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.